Trabajar-en-casa-con-hijos-1

Home Office: 7 consejos para trabajar desde casa con hijos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Ha pasado más de un mes desde que el mundo entró en cuarentena, y para quienes tienen hijos pueden coincidir que la labor se hace más difícil, extenuante y un poco retadora. 

Sin embargo, trabajar en casa no tiene que ser estresante ni disminuir la calidad de tu trabajo.

En el siguiente artículo, aprenderás a:

  • Organizar tu tiempo 
  • Prepararte para trabajar
  • Descansar la vista
  • Evitar dolores musculares
  • Mantenerte conectada
  • Establecer reglas
  • Buscar una motivación

Si quieres incrementar tu productividad en casa durante la cuarentena, debes seguir leyendo este artículo.

¡Comencemos!

1.Organiza tu tiempo para aprovechar el día al máximo

Crear un horario es la mejor forma de organizar tu tiempo. Con él, sabrás en qué momento del día debes terminar cierta tarea y cuándo empezar una nueva. Si no sabes cómo hacer uno, permíteme compartirte mi horario personal:

5:50 AM – Me levanto.

6:00-6:45 AM – Hago un poco de ejercicio, la mejor forma de comenzar el día, ¡en movimiento!

7:00-7:30 AM – Tomo una taza de café y preparo el desayuno.

8:15 AM – Desayunamos en familia y nos preparamos para el día.

9:00 AM – Preparo a mis hijos para sus clases virtuales y empiezo a trabajar.

10:30 AM – Hago una pausa y preparo snacks para mis hijos.

11:00 AM – Contesto llamadas de conferencia y respondo correos.

12:00 PM – Preparo el almuerzo.

1:00 PM – Almorzamos en familia. Las ventajas de estar en cuarentena 😉

2:00 PM – Superviso la tarea de mis hijos y avanzo con mis pendientes.

3:00 PM – Permito que mis hijos descansen o se ejerciten y continuó trabajando.

4:00 PM – Finalizo el día y comparto con mis hijos.

6:00 PM – Preparo la cena.

6:30 PM – Cenamos en familia.

7:00 PM – Vemos series en familia.

8:00 PM – Acuesto a mis hijos y comparto momentos con mi esposo o me dedico a mi. Una rutina de limpieza siempre es buena idea. 

10:00 PM – Me voy a dormir y trato de despejar mi mente

Recuerda que esta es mi forma de llevar el día y puede variar. La idea es que organices tu tiempo y escojas cada hora para una actividad distinta.

2.- Prepárate para trabajar

¿Recuerdas cuando antes te bañabas y cambiabas de ropa para ir a la oficina? ¿Por qué dejaste de hacerlo ahora que trabajas en casa?

Prepararte para trabajar implica darse una ducha, vestirte adecuadamente y trabajar en un lugar cómodo que no genere distracciones. Bajo ninguna circunstancia trabajes en pijama ni desayunes en tu escritorio. 

Podrías usar cestas de mimbre de Whitmor para organizar objetos pequeños en tu escritorio. Recuerda que la organización en tu mesa de trabajo es importante para mantener concentrado.

3.- Aléjate de los dispositivos electrónicos

Cuando organices las tareas que harás durante el día, asegúrate de darle un descanso a tu vista. Es decir, trabaja un par de horas y aléjate de cualquier tipo de pantalla durante 15 o 20 minutos para evitar los efectos negativos de la luz azul.

Según Eyezen, la luz azul es parte de la luz visible, la región del espectro electromagnético que el ojo humano es capaz de percibir. La emiten fuentes naturales como el sol y, también, fuentes artificiales, como los dispositivos electrónicos.

Efectos negativos de la luz azul

  • Insomnio
  • Cataratas
  • DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad)
  • Fatiga visual
  • Síndrome Visual Informático
Fuente: www.vallmedicvision.com

4.- Levántate y muévete

Estar gran parte del día sentado y no hacer algún tipo de ejercicio es perjudicial para la salud. Podrías empezar a sentir dolores en la espalda, lo cual desencadenaría en problemas lumbares.

Si no sueles hacer ejercicio, al menos levantate cada 40 minutos y estírate. También podrías aprovechar para ir a tomar agua. La idea es que no estés más de 1 hora sentado. Además, será una buena forma de mantenerte activado y alejado de la temible luz azul.

5.- Mantente conectado con tus colegas o amigos

¿Recuerdas cuando veías a tus amigos después de trabajo o ibas por unos tragos con tus colegas? Bueno, esta situación nos ha quitado eso indefinidamente. A algunos les afecta más que a otros, por lo que es importante mantenerte conectado.

En la medida de lo posible, comunícate con amigos, colegas y familiares poco después de trabajar. Conversar sobre temas ajenos al trabajo será relajante. Existen muchas plataformas para hacer videollamadas, como ZOOM, Skype, Google Hangouts, entre otros.

6.- Establece reglas inquebrantables

¿A quién no le gustaría trabajar desde la comodidad de su cama? Pues, la verdad a mi no. Si quieres trabajar en casa y ser productivo, debes establecer ciertas reglas. Por ejemplo:

  • Quitarte la pijama
  • Respetar tu horario
  • No trabajar en la cama
  • Buscar una zona de trabajo

Aunque son consejos sencillos, pueden marcar la diferencia en tu productividad. Siéntete libre de añadir cuantas reglas desees, recuerda que cada uno es dueño de su vida.

7.- Busca una motivación

¿Recuerdas que en la escuela los recesos y los cursos de educación física eran los más esperados? Ambos te mantenían despierto y motivado durante las clases. Ahora, debes buscar una motivación similar.

Para mantenerte activo durante el día, busca acciones que te motiven. Por ejemplo:

El distanciamiento social no es motivo para que descuides el ámbito profesional. Si te organizas y aprendes a trabajar en casa, podrás ser productivo incluso con hijos. Solo recuerda organizar tu tiempo, vestirte apropiadamente, alejarte de la luz azul, moverte cada 40 minutos, comunicarte con tus amigos, establecer reglas y buscar una motivación.

Recibe inspiración para tu hogar, estilo de vida, tendencias, recetas, ¡y mucho más!