Cómo eliminar el óxido de los utensilios de cocina fácil y rápido

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

¿Tus utensilios de cocina están acumulando óxido? 

Es normal que los cubiertos o sartenes que menos utilizas se oxiden. Lo que no es normal es no hacer nada al respecto, ya que es bastante sencillo eliminar esas manchas naranjas de tu utensilios de metal.

En el siguiente artículo, te enseñare a quitar el óxido de tus principales utensilios de cocina para que no tengas que botarlos.

Cómo quitar el óxido de los cuchillos de metal

El mejor cuchillo de un cocinero casero es irremplazable, así que cualquier mancha de óxido que aparezca tiene que desaparecer lo antes posible.

Para quitar el óxido de los cuchillos necesitarás los siguientes instrumentos:

  • Vinagre blanco destilado
  • Un vaso o recipiente lo suficientemente grande como para sostener el cuchillo
  • Una esponja abrasiva
  • Un paño de microfibra seco

Este es el proceso para eliminar el óxido de los cuchillo de metal:

  1. Llena el vaso con vinagre.
  2. Sumerge el área oxidada en el vaso con vinagre. 
  3. Deja que el cuchillo se empape durante unos 5 minutos.
  4. Retira el cuchillo y frota las áreas oxidadas con la esponja.
  5. Enjuaga el cuchillo con agua fría.
  6. Sécalo con el paño de microfibra.

Cómo quitar el óxido de los sartenes de hierro fundido

Encontrar óxido en tu sartén de hierro fundido podría hacerte entrar en pánico. Afortunadamente, esas desagradables manchas naranjas pueden ser removidas.

Para quitar el óxido de los sartenes de hierro fundido necesitarás los siguientes instrumentos:

  • Una patata
  • Sal Kosher
  • Un trapo de cocina
  • Periódico, pergamino para hornear o algo similar

Este es el proceso para eliminar el óxido de los sartenes de hierro fundido:

  1. Coloca papel periódico o pergamino en el área donde trabajarás.
  2. Corta la papa por la mitad, en forma de cruz.
  3. Cubre el fondo de la sartén con la sal Kosher.
  4. Sostén la papa con el lado cortado hacia la superficie de la sartén y frota las áreas oxidadas. La idea aquí es que la sal actúe como un producto de limpieza mientras que la papa es tu herramienta de limpieza. Necesitará un poco de grasa para que este método funcione, así que asegúrese de aplicar presión mientras friegas.
  5. Si el extremo de la patata empieza a resbalar, córtalo y sigue restregando. Del mismo modo, si la sal empieza a ensuciarse, enjuaga la sartén y añade gránulos frescos.
  6. Cuando hayas eliminado todo el óxido de tu sartén, enjuaga con agua y sécala con el trapo de cocina.
  7. Cura tu sartén para que esté listo para la próxima vez que lo necesites.

Fuente: Lodge Cast Iron

TE PUEDE INTERESAR: Cómo restaurar un sartén de hierro fundido oxidado 

Cómo quitar el óxido de los moldes de metal para hornear

Si bien los polvos de colores se utilizan en la repostería, no te recomendamos utilizar ese polvo naranja que se acumula en tus moldes para hornear. Es óxido y no es saludable. 

Para quitar el óxido de los moldes de metal para hornear necesitarás:

  • Una papa cruda
  • Líquido para lavar platos o bicarbonato de sodio
  • Un paño de microfibra seco

Este es el proceso para eliminar el óxido de los moldes de metal para hornear:

  1. Corta la papa por la mitad.
  2. Sumerge el extremo cortado de la papa en líquido para lavar platos o bicarbonato de sodio.
  3. Usa este extremo de la papa para fregar la parte oxidada de la sartén. Cuando sientas que el extremo de la papa se desliza demasiado, córtalo, vuelve a aplicar tu jabón o bicarbonato de sodio y sigue frotando.
  4. Repite esto hasta que no quede óxido en tu molde.
  5. Enjuaga tu molde.
  6. Sécalo con un paño de microfibra.

Espero que estos consejos te sirvan y te ayuden a eliminar el molesto óxido que se acumula en los utensilios de cocina de metal. Si conoces algún otro método, no dudes en compartirlo para que podamos añadirlo al contenido.

Recibe inspiración para tu hogar, estilo de vida, tendencias, recetas, ¡y mucho más!