Mentalidad fija vs. mentalidad de crecimiento: ¿En qué se diferencian?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Para mí, el mundo se divide en dos grandes grupos de personas: aquellos que, al mirar un vaso de agua a la mitad, lo ven medio lleno y aquellos que lo ven medio vacío. Yo pertenezco al grupo que lo ve medio lleno. ¿Tú a cuál perteneces?

“Las mentalidades son solo creencias. Son creencias poderosas, pero como cualquier creencia, son solo algo que existe dentro de la mente de cada uno, y la mente puede cambiarse”

EL BAÚL DE LOS RECUERDOS

Es aquí donde entra en juego la mentalidad. Tenemos el poder de decidir quiénes  somos y quiénes queremos llegar a ser, sin importar cuan duras sean las adversidades a las que nos tengamos que enfrentar.

La teoría del mindset

Para entender mejor este tema, me basaré en la Teoría del Mindset de la  Doctora Norteamericana, Carol Dweck, Psicóloga y Profesora de la Universidad de Stanford. 

Para ella existen dos tipos de mentalidades: la Mentalidad Fija y la Mentalidad de Crecimiento. Basó sus investigaciones en cientos de Estudiantes de los Estados Unidos y en cómo reaccionaban al fracaso de un examen o actividades escolares. 

En sus observaciones, notó que los estudiantes con Mentalidad fija se desmotivaban ante el fracaso. No podían concebir la idea de haber fracasado y lo justificaban con creer que era por falta de habilidades intelectuales o talento. Esto ocasionó que empezaran a desistir y a creer que no serían capaces de superarlo. 

Mientras que aquellos con Mentalidad de Crecimiento enfrentaban el fracaso y lo abrazaban como una nueva oportunidad para seguir creciendo, una oportunidad para aprender y mejorar sus faltas. No se sentían incapaces y sabían que con empeño y esfuerzo lograrían superar el obstáculo.

Entonces, ¿qué significa la mentalidad fija?

La doctora Carol Dweck llegó a la conclusión de que las personas con Mentalidad Fija creen que la inteligencia y el talento son un don de la naturaleza, donde naces con ellos o no y eso es algo que  no se puede cambiar. 

Son personas que están motivadas por parecer inteligentes, que huyen de los retos por miedo al fracaso y se rinden fácilmente ante los obstáculos. Consideran que esforzarse es inútil, ya que si posees talento no es necesario esforzarse y si no posees talento es inútil intentarlo. 

Son personas defensivas ante las críticas constructivas y no las aceptan, dado que para ellos el talento no se puede modificar. También consideran una amenaza el éxito de otros, ya que sienten que, si no tienen talento suficiente, no podrán llegar a ser como ellos.

¿Y la mentalidad de crecimiento?

Por otra parte, las personas con Mentalidad de Crecimiento son conscientes de que la inteligencia y el talento se pueden desarrollar. Están motivadas por una infinita pasión por aprender cosas nuevas y toman los retos como una oportunidad para mejorar

 Sin importar los obstáculos que se les presente en el camino, se esforzarán para superarlo. Además, son personas abiertas a recibir críticas constructivas y saben que con ellas mejorarán. Abrazan el éxito de los demás, se inspiran y aprenden de sus logros.

¿Cómo desarrollo la mentalidad de crecimiento?

Si optas por la Mentalidad de Crecimiento, aquí te dejo unos consejos que debes  poner en práctica a partir de ahora:

  1. ¡Sé positivo! Mantener un enfoque positivo será la base de tu fuerza.
  2. ¡No le temas al cambio! Asume a diario nuevos retos.
  3. Sé consciente de que el auténtico talento se hace, se practica y se trabaja a diario.
  4. ¡Haz que el esfuerzo y la disciplina sean tus mejores aliados! El éxito no llega por suerte, requiere de trabajo, persistencia y confianza en ti mismo.

Así que no importa la edad que tengas o el género al que pertenezcas, ¡puedes llegar a ser quien siempre has soñado ser! 

By Angélica Temes

Es Venezolana, mamá de una hermosa niña y felizmente casada. Con su familia vive en Boca Ratón Florida. Le encanta la cocina saludable y por su experiencia personal con la batalla contra el Cáncer, busca tener un balance entre su vida personal y profesional a través de un aprendizaje entre su cuerpo, mente y espíritu.

Angélica es una escritora en esencia y nos comparte su experiencia de vida; ama cocinar, diseñar accesorios, escribir, y leer buenos libros, tomándose la vida una copa de vino a la vez.