María Elisa González

9 razones para practicar yoga en momentos de incertidumbre

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Por María Elisa González

La incertidumbre es misteriosamente compañera de nuestra existencia. A veces, sentimos que lo tenemos todo planeado y controlado, pero en el fondo sabemos que la vida no funciona así. 

En realidad, todo es incierto y aunque hagamos planes exhaustivos, en cualquier momento todo puede cambiar. Algunos se la pasan haciendo planes A, B, C y otros simplemente deciden fluir amorosamente con lo que la vida les trae.

La pandemia, por ejemplo, nos ha mostrado que de un momento a otro las cosas pueden cambiar y que todo lo que pensamos y visualizamos pueden transformarse en un instante. 

Muchos de nosotros nos quedamos con viajes por hacer, con cursos montados, con proyectos a la mitad y permitimos que la incertidumbre se apoderara de nosotros, generando frustración e impotencia. 

LEER MÁS: 7 consejos para practicar yoga en casa

La importancia del yoga durante la pandemia

Pues bien, el yoga como sistema nos enseña a valorar el presente y a llevar nuestra atención plena al instante que estamos viviendo. Nos lleva a recorrer aspectos de nuestra personalidad donde tal vez estemos siendo en extremo controladores y no nos permitamos fluir con la vida, con el devenir y con lo que el día a día nos trae. 

Ten esto presente: no hay nada escrito sobre piedra para nadie. Los planes cambian, las proyecciones de una empresa varían, los valores en la bolsa suben y bajan a diario. Nadie sabe lo que pasará mañana. 

Como seres humanos, nos es conveniente actuar como si lo supiéramos y pretender que nuestro futuro está bajo control, pero nuestra realidad es otra. De hecho, qué aburrido sería vivir si ya supiéramos todo lo que va a pasar y no tuviéramos la posibilidad de escoger, decidir y actuar. 

El impacto de la incertidumbre en las personas

Ahora bien, una cosa es la incertidumbre, que es natural para la raza humana, y otra es el bloqueo que ésta pueda llegar a generar, la incapacidad para poder decidir sobre nuestra vida, la dificultad para cambiar de planes y la sensación de impotencia que nos genera no saber lo que va a suceder más tarde, mañana, en un año o en 10.  

El yoga no podrá ayudarte a adivinar el futuro, pero sí puede ayudarte a reclamar la fuerza perdida, la alegría de vivir, la capacidad de encontrar un aprendizaje en todo lo bueno y lo no tan bueno que nos sucede y la seguridad en ti mismo, que por derecho divino te pertenecen.

Esta práctica milenaria nos centra en el aquí y en el ahora y nos entrega herramientas para apreciar y valorar el instante. A través de la práctica física de asanas (posturas), nos regala equilibrios y balances, para que siempre logremos volver al centro. 

Nos muestra que la fuerza real es la interna y nos pide que vayamos adentro, para poder manifestar afuera. Nos enfrenta a nuestras debilidades y fortalezas y nos pone de cara con el ego, esa realidad nuestra que a veces solo nos permite sentir el miedo. 

A continuación encontrarás algunas razones por las cuales practicar yoga en momentos de incertidumbre es beneficioso:

  1. Te regala calma y tranquilidad en momentos de tensión. 
  2. Te enseña a respirar de manera consciente para volver a tu centro. 
  3. Te pide movimiento en momentos de mucha quietud.
  4. Te lleva a la quietud y al silencio cuando el ruido afuera está muy alto o estamos cansados de tanto movimiento externo. 
  5. Te devuelve la fuerza interna.
  6. Te enraíza conectándote con la tierra y su poder maternal y protector.
  7. Te permite ir de una postura a otra y conectarte con el movimiento,  la transición y la impermanencia.  
  8. Te permite explorar tu cuerpo a través de la intuición. 
  9. Te regala como mínimo una hora de tu agitado día para desconectarte de todas las situaciones y conectarte contigo mismo. 

Bienvenido a explorar la vida, así de incierta como es, a través del yoga. 

Maria Elisa González es Colombiana, de la ciudad de Cali. Es profesora de yoga desde el 2012, Reikista y terapeuta transdimensional, creadora del estudio @Activate_Yoga, Asana Clothing y Arquitectura Cuántica.

María Elisa estudió Comunicación Social y una maestría en Ciencia Política. Actualmente vive en Cali con su perrito Harrison y con su esposo, quien también la acompaña en su misión de vida creando y construyendo una comunidad alrededor del Yoga.

Dentro de sus grandes logros se encuentra la organización del Día Internacional del Yoga en Cali, una labor que realizó junto a la Embajada de la India, la Alcaldía de Cali y Yogaton Colombia.

Recibe inspiración para tu hogar, estilo de vida, tendencias, recetas, ¡y mucho más!